Las emociones de un niño

Cuando escuchamos las historias …

Se alzaba sobre el niño pequeño como una escena de interrogatorio del pasado …

Dime la verdad, cuando su propio engaño era obvio.

Temblando de miedo sin saber qué decir, o cómo, no lo suficientemente adulto como para hacer malabares con frases y cada vez mas comiendo las palabras enfermas de mentiras.

Le dolía la cabeza … Le dolía el estómago y poco después vomito.

Demasiado …

Cada niño es único y si como padres nos olvídamos de escuchar, mirar, entender y aprender, el impacto que estos pueden ser devastador y una lección repetida para ambos en las historias de las familias.

¡Nunca aplastes sus sueños con nuestras propias emociones!

Por Natasha

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s